jueves, 5 de septiembre de 2013

Nueva reseña de El leopardo y la montaña, de Wallace Breem

Tenemos una nueva reseña de El leopardo y la montaña, de Wallace Breem:

El Olor de los Libros

Merece la pena citarla en toda su extensión:

No sé si llegará el editor Luis G. Prado a hacerse rico editando a Wallace Breem, pero dudo que pierda dinero. Me niego a creer que las novelas de este autor no tengan una buena venta. Y aunque no tuvieran ventas astronómicas, al menos a buen seguro notará un nutrido grupo de lectores muy agradecidos (y que me incluya entre sus fans).

Descubrí al autor en la maravillosa El águila en la nieve, novelón sobre la frontera germana durante la caída del imperio romano. El enviado de Roma fue... otra cosa. No estaba a la altura de la primera, pero tenía sus momentos y desde luego estaba muy bien escrita. Ahora nos trae El leopardo y la montaña, otro hermoso título para una novela importante.

Dejemos a los romanos (aunque oímos e leímos sus hestorias) y marchemos hasta Afganistán. Muchos kilómetros separan las regiones; muchos siglos también (los sucesos afganos transcurren en circa 1920) pero en algunos aspectos nada ha cambiado. Respecto al protagonista, tiende a ser un esforzado luchador contra su sino. Un elegante perdedor (incluso cuando "gana"); un hombre con una moral, propia, pero con cierta lógica interna (un soldado dispuesto a matar al enemigo pero sólo cuando se le declare en franca rebeldía).

Respecto a los otros personajes, conviene hacerse a una idea previa. Se trata de un puñado de tribus idénticas a nuestros ojos, con comportamientos que nos resultan intercambiables, con nombres a cada cual más desconocidos y con unos códigos en algunos casos premedievales. Pero convendría aclarar que aunque dichas diferencias se mantienen en gran medida en el Afganistán actual todas son tribus pastunes, la etnia mayoritaria afgana, y no debemos pensar en las otras etnias de las que nos han hablado tantas veces los noticieros, como los tayikos, uzbekos o hazaras.

Una novela crepuscular también, en el sentido que muestra la presencia británica en el Indostán en sus momentos finales. Pronto se declarará la independencia de la India, la creación de Pakistán y la desaparición de la Gran Bretaña como imperio. Resulta un tema recurrente en el autor, pero sin repetirse ni aburrirnos.

Aquí podéis encontrar una reseña anterior de este libro, y en esta entrada de Artifex Plus tenéis la presentación que le dediqué al anunciar su publicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada