viernes, 30 de abril de 2010

Reseña de El espejo de bronce, de Delia Sherman

Se ha publicado una reseña de El espejo de bronce de Delia Sherman en el blog Un Tintero de Sapphire:

El espejo de bronce

Los lectores españoles pudieron leer por primera vez un texto largo de Delia Sherman con La caída de los reyes, escrita con Ellen Kushner y que se desarrolla en el universo de A punta de espada y El privilegio de la espada. Una lectura atenta de La caída... que la compare con estas otras obras notará enseguida en qué consistió la principal aportación de Sherman: mientras que las novelas de Kushner en solitario tienden a ser impresionistas, y describen el mundo de la ciudad sin nombre y los espadachines recreándose en el encanto estético de su superficie, La caída de los reyes sería un paisaje de algún maestro flamenco, cuajado de detalles verosímiles que hunden sus raíces en la historia.

El lector hipotético que hubiera hecho esta observación bien podría estar interesado en ver cómo se las apaña Sherman en solitario, y la respuesta de El espejo de bronce es: muy bien. Como destaca la reseña, la recreación de una Inglaterra de balada y leyenda, pero perfectamente realista, está tremendamente trabajada; y me alegra especialmente que reconozca el esfuerzo y el acierto del traductor, Manuel de los Reyes, al volcar al castellano un texto repleto de términos y referencias de un medievalismo casi abrumador. Que El espejo de bronce se pueda leer fluidamente y el lector no tropiece a cada paso con problemas de comprensión o cuestiones mal resueltas es enteramente mérito suyo.

Una curiosidad: en El espejo de bronce, publicada originalmente en 1988, se cita la balada inglesa tradicional "The Famous Flower of Serving Men" (de hecho, forma el núcleo de la trama); y en Thomas the Rhymer de Ellen Kushner, publicada originalmente en 1990, también (aunque como trama secundaria). La novela de Kushner fue galardonada con el Premio Mundial de Fantasía, y no descarto publicarla algún día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada