martes, 14 de diciembre de 2010

Quest, de Andreas Eschbach

Kaneda preguntó:

Como comentas en tu post, aunque inicialmente la acogida de Los tejedores de cabellos fue fría, luego con el tiempo sí ha llegado a tener un buen nivel de ventas. Además, los comentarios de los aficionados por la red, los míos incluidos, no pueden ser más positivos. ¿No nos queda ni la más mínima esperanza de que llegue a nuestras manos Quest?, ¿mantiene la calidad de Los tejedores de cabellos?

En primer lugar, ojo, la acogida de los lectores a Los tejedores de cabellos fue entusiasta, superlativamente cálida desde el primer momento; de no ser así, no se habría generado la buenísima fama que tiene, con comentarios como el tuyo, y no se habrían producido esas ventas interesantes a largo plazo. Lo que fue escasa tirando a baja fue la colocación inicial del libro en los puntos de venta.

En segundo lugar, en mi opinión Quest no tiene el mismo interés que Los tejedores de cabellos, pero es que eso sería mucho pedir: no se puede escribir una continuación de una obra maestra y aspirar a que lo sea igualmente. Así que Eschbach ni siquiera lo ha intentado. Quest es un space opera con sabor deliberadamente clásico; donde Los tejedores... era concisión y comedimiento, Quest es aventura a raudales. Creo que es una novela recomendable, pero para disfrutarla hay que olvidarse de su antecesora.

Finalmente, desde luego que no es completamente descartable que la acabemos publicando, pero de momento no hay prisa: sí, Los tejedores de cabellos va sumando ejemplares vendidos, pero como ya conté, parte de una situación tan mala que apenas empieza a llegar a cifras interesantes (véase cómo no aparece en el listado de los 25 títulos más vendidos, aunque no pierdo la esperanza de que acabe entrando dentro de unos años). Tenemos además el conocido mal de las segundas partes, que hace que las continuaciones se vendan menos (a veces mucho menos) que la primera entrega, con lo que una entrega posterior puede comerse los beneficios de la anterior. Así que para publicar Quest con alguna garantía de no perder dinero, necesitamos acumular más ventas de Los tejedores...; tantas como para que con el 50% de esos ejemplares ya cubramos gastos (pues conviene ponerse en la posición, muy realista, de que venderemos la mitad). La cifra de ventas actual no me da esa seguridad, pero al ritmo que lleva (y suponiendo que sigamos vendiéndolo bien en la Feria del Libro de Madrid), en cuatro o cinco años deberíamos haber alcanzado un nivel de ventas que nos permitiría abordar esta publicación.

Entre tanto, paciencia, y recomendad Los tejedores de cabellos a vuestros amigos, que os lo agradecerán.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por responder, por lo menos queda alguna esperanza. Por mi parte nunca me canso de recomendarlo, es difícil no hacerlo después de haberlo leído.

    ResponderEliminar
  2. Si bien la espera parece ser larguísima (¿4 o 5 años? oh god...), realmente agradezco la sinceridad del editor con respecto a sus expectativas, en vez de caer en las típicas declaraciones prefabricadas vacías tan frecuentes en muchos mercados.

    Importé 'Los tejedores...' y valió cada peso invertido en ello, tanto que me hizo olvidar de inmediato el mazazo que recibí etiquetado como 'gastos de envío'

    ResponderEliminar