martes, 3 de julio de 2012

Reseña de El enviado de Roma, de Wallace Breem

Recientemente ha aparecido la siguiente reseña de El enviado de Roma, de Wallace Breem:

C

Destaco el siguiente párrafo de la reseña: "Muy diferente a El águila en la nieve y más centrada en las argucias diplomáticas y los manejos políticos que en la épica militar, El enviado de Roma (The Legate's Daughter, en el original) es una compleja novela que recuerda mucho el estilo de Gene Wolfe y que le habrá roto los esquemas al habitual de la literatura histórica que inunda las librerías: lenta, plagada de elipsis muy bestias, acontecimientos que no se explican claramente, bruscos diálogos que abundan en referencias que el lector desconoce, situaciones que no revelan su verdadero sentido hasta pasadas unas cuantas páginas, un final que deja multitud de cabos sueltos... Pero nada de esto es gratuito. Breem, como ya ocurría en El águila en la nieve y su austeridad militar, adopta el estilo que mejor se ajusta a lo que quiere contar, en este caso la descripción de los difusos engranajes de la Historia y cómo las peripecias más insignificantes, las de la gente corriente, son las que mueven dichos engranajes. Porque la propia Historia, tal y como la percibimos los pringaos que la sufrimos día día, no es más que una serie de acontecimientos inconexos, que pertenecen a un orden mayor pero inextricable, como los mensajes cifrados que recibe Curcio desde Roma, acontecimientos de los que desconocemos sus motivos y que escapan a nuestro control. Un sendero por el que avanzamos a tientas como mejor podemos, donde incluso los momentos de triunfo resultan insatisfactorios y carentes de sentido y ni siquiera Rufo recibe en compensación un conocimiento mayor sobre el mundo que le rodea, pero a cambio sí aprende algo sobre sí mismo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada